Tecnología y RR.HH: una alianza por la productividad y el empleo

Tecnología y RR.HH: una alianza por la productividad y el empleo

Que la tecnología ha invadido nuestra vida personal y profesional es algo que ya nadie pone en duda, pero quedan algunas parcelas, como la de los recursos humanos, en las que todavía queda mucho camino que recorrer. Sin duda, el miedo a que las personas sean sustituidas por las maquinas y el software sigue muy presente pero, según la opinión mayoritaria de los expertos en este campo, nada más lejos de la realidad. Es necesario dejar atrás los modelos tradicionales para adaptarnos a las nuevas herramientas de selección, evaluación y potenciación del capital humano. Las nuevas tecnologías no tienen por qué implicar una sustitución de la mano de obra, sino una herramienta que hará mas sencillo y efectivo el trabajo de los RR.HH.

Así lo afirma, por ejemplo, Gonzalo Sanzana, CEO de Aira (desarrollador de software basado en inteligencia artificial para RR.HH), quien subraya que “es muy común que los encargados de Recursos Humanos inviertan mucho tiempo en tareas manuales o burocráticas, como llamar por teléfono a candidatos o vacantes, leer CV o coordinar entrevistas. Unas tareas que quedarían automatizadas gracias a las herramientas inteligentes, para que los directores de RR.HH. destinaran más tiempo a otras tareas como generar buenas experiencias a los colaboradores o desarrollar el talento”. Para Sanzana, “las decisiones siempre las va a tomar una persona y las herramientas tecnológicas servirán para tener más información que ayude en la toma de decisiones”.

Lo cierto es que cada día son más las empresas que han incorporado plenamente la tecnología a las estrategias de sus departamentos de Recursos Humanos pero, según los expertos, será en 2019 cuando empiece a aplicarse día a día en esta área. Entre las múltiples ventajas que ofrece la inteligencia artificial (IA) podemos destacar la reducción de los tiempos de selección de candidatos o la identificación en tiempo real de los empleados con bajo nivel de rendimiento y que podría suponer un riesgo para la compañía. Además, los profesionales del sector destacan que el uso de la IA puede ser una herramienta de integración que fomente la diversidad y la inclusión entre los empleados.

Sin duda, la tecnología está cambiando el rol de los recursos humanos, pero contar con estas nuevas herramientas requiere de la labor de personas competentes  y preparadas. Por tanto, el desarrollo de la cultura y las habilidades digitales seguirá siendo uno de los principales desafíos de 2019.

Y es que los nuevos sistemas tecnológicos han dado paso a una gestión de los RR.HH. mucho más completa, que facilita la alineación de la gestión del capital humano con los objetivos del negocio y garantiza no solo la administración del área sino la gestión del compromiso de los colaboradores y el análisis de su potencial y desempeño para generar planes de acción personalizados. Por lo tanto, cada vez resulta más necesario ligar la tecnología con la gestión de personas y el rendimiento laboral. Los argumentos que sustentan esta afirmación son sólidos y se traducen en grandes beneficios para cualquier organización:

 

  • La tecnología es uno de los factores de transformación y de mejora en cuanto a la gestión del talento en las organizaciones. Se convierte en un aliado a la hora de seleccionar, retener, desarrollar y formar al talento de forma adecuada y personalizada. La nuevas tecnologías permiten llegar más allá en la relación con los empleados, llevar el control de su proceso dentro de la compañía, e identificar sus cualidades para potenciarlas y sus debilidades para mejorarlas.

 

  • Con la posibilidad de contar con un perfil único de cada empleado, a través de un software de gestión de recursos humanos, podemos trazar su plan de carrera dentro de la empresa o identificar a los empleados que pueden ascender o pasar a otro sector. Una posible reubicación en la empresa se acepta de buen grado si lo primero que se ha tenido en cuenta es el empleado, sus cualidades y cómo y dónde le será más fácil rendir y cumplir sus objetivos. Al centralizar la información de los empleados se puede generar una estrategia que contemple beneficios y políticas que motiven al capital humano, obteniendo así un mayor compromiso y un rendimiento dirigido a los objetivos de la organización. Existen programas informáticos que permiten un seguimiento a tiempo real de los empleados, que permite a las empresas desarrollar programas informáticos de formación y capacitación de sus trabajadores. El aprendizaje virtual (e-learning) permite una formación flexible y continua.

 

  • La tecnología permite reducir la carga administrativa de los RR.HH. Estos departamentos suelen estar sobrecargados de papeleos excesivos y deben dedicar gran parte de su tiempo a tareas administrativas. Cualquier trámite burocrático de los empleados, como solicitudes de vacaciones, copias de nóminas o actualizaciones de información del personal, pasa por este departamento. Gracias al uso de programas informáticos la dependencia de los empleados del departamento de recursos humanos se minimiza, ya que la información puede ser gestionada por cualquier miembro de la organización.

 

  • Gracias al acceso de los dispositivos móviles ha aparecido una necesidad de encontrar ayudas tecnológicas que permitan llevar el control de los negocios no sólo desde una Pc sino también desde un Smartphone o Tablet. Esto hace posible que propietarios, directivos o gerentes estén conectados las 24 horas del día, desde cualquier lugar, con las novedades, incidencias o necesidades de su negocio.

 

Todos estos argumentos son la base de la transformación que están sufriendo los RR.HH. en el siglo XXI. Una nueva cultura digital basada en la innovación y orientada a situar al empleado en el centro de sus estrategias.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + tres =

+ 60 = 68